28 de julio de 2010

Una película sobre nosotros.

¿No me crees? Espera, espera.
Dale al pausa. Si, si, o espera, no. Mejor, dale al stop.
Así empezará de nuevo y podremos verlo, y juzgar.
¿Ves? Ahí fue cuando nos conocimos. Si, si, si. ¿Te acuerdas? Jajá, cuando me dijiste: 'te tengo ganas, porque te haces la dificil, y eso me gusta'. No, no me he puesto roja. Qué no, Alex.
¿Recuerdas eso? Si, ¡cuando estábamos en mi casa! Oh, dios. Qué vergüenza. 'Haré que te enamores de mi'. No sé como pude decirte eso, pero me chocaste. Si, fue como... no sé.. ¿como te explico? Me fascinaste.
No quiero mirar. No. No. Es que esas escenas me hacen llorar. Venga, que eso duele. Las mil veces que nos hemos dicho de todo... ¿lo recuerdas? Si, estoy llorando, no te rías, imbécil. Jajajaja.
¿Y eso? Pensaba que eso no estaba... Si, en esa escena me he sonrojado. Joder, es que me dijiste que me querías, que era tu pequeñaja, y que me querías de verdad... y no pude, no aguanté.
¿Ves? ¿Ves como te quiero y eres lo que más me importa? Si no lo ves, ya lo puedes ir creyendo.

3 comentarios:

estrella de los tejados dijo...

Qué bonita entrada¡¡ me gustaría ver mi vida como si fuera una película.... es original¡¡¡
un beso¡¡

Zai Vélez dijo...

Que dulce, esas memorias con las que creamos una pelicula llena de un sinfin de sentimientos.
Saludos.

PateticaEnamorada dijo...

Sería fantástico porder ver los buenos momentos en el celuloide. Aunque seguro algunos no querríamos ni oir hablar de ellos. :)