30 de junio de 2010

Colegas al fin y al cabo.

-Somos la mierda que se junta, que no tiene amigos y que está con los demás por estar con alguien. ¿Lo entendéis? Solo estamos juntos por eso. Y que todo nos salga de culo es lo que hace realidad ese hecho. Somos mierda que nos juntamos por no estar solos.
-¿Pero qué dices? ¿Estás pirao o qué? Tronco, somos amigos desde que eramos enanos, ¿cómo puedes decir eso?
-Porque es la puta verdad.
Ahora Mike está fumando sin parar, calada tras calada se da cuenta de su cagada.
Pensando en ella, en que si, la quiere.
Pero por ello no puede pasar de Mark, Butra y Patch.
Son amigos, cojones.
-Mike, colega.
Un tipo grande y musculoso abre la puerta, abalanzándose sobre Mike. Patch y sus cosas.
-¡Patch! Lo siento, tío. Bueno -mira a Mark y a Butra- lo siento mucho.
-Los porros que son malos, ¡eh! -Mark se echa sobre la cama de Mike.
-Seremos mierda, pero somos amigos de verdad, coño.
-Exacto.
-¿Y con ella qué tal?
-No me habla... Ya sabéis.
-No puedes ser tan impulsivo, coño.
-Vale, vale, lo hice mal. No debí asustarla -una carcajada hace que toda la cerveza de Butra se derrame- ¡Hijo de puta! Ya no te voy a dar más, que las derrochas.
-Rancio.
-Capullo.

1 comentario:

Katherine dijo...

Pobre chiquilla, estos morados de hoy en día..haha <3